coche eléctricos ya no serán silenciosos
Los coches eléctricos ya no serán silenciosos en Europa
junio 10, 2019
accidentes con animales
¿Qué hacer en caso de accidentes con animales?
junio 25, 2019
Mostrar todo

Podrías averiar tu coche sin saberlo

averiar tu coche sin saberlo

Podrías averiar tu coche sin saberlo realizando ciertas acciones cotidianas que lo están afectando de una u otra forma. ¡Descubre más sobre ello aquí!.

Todos los vehículos que poseen un motor son maquinas que pueden resistir bastante pero que a la vez son delicadas. Entonces debemos tratarlos con cariño y cuidado para que puedan tener una larga vida útil, aunque muchas veces podrías averiar tu coche sin saberlo por no darle un trato adecuado.

Para gran parte de los conductores, una avería es un gravísimo problema, pues supone el perder movilidad y seguir con nuestra vida y rutinas diarias como siempre lo hemos hecho. Pero, ¿qué sucede cuando la avería en cuestión no ha sido causada por factores imprevistos y externos, sino por nuestros malos hábitos al momento de conducir?.

¿Te gustaría enterarte de cuáles son los errores y hábitos más comunes que podrían averiar tu coche sin saberlo?. ¡Hoy en Recambio Verde te los revelamos!.

 

Malos hábitos que podrían averiar tu coche sin saberlo

 

No darle ningún mantenimiento

La falta de un buen cuidado a ciertas piezas de tu vehículo y el darle un mantenimiento general cada cierto tiempo, siempre acabará dañándolo a largo plazo y causándote problemas. A veces son sólo pequeños descuidos, pero pueden acabar costándonos bastante caro.

¿Y cuáles son aquellos elementos que debemos revisar de forma periódica?. Los frenos, los niveles de aceite, la presión de los neumáticos, los filtros, etc. No está de más volverlo a recordar, pues si no cuidas de tu coche adecuadamente, podrías gastar muchísimo en reparaciones además de perder seguridad.

 

Nuestra prisa al pasar por los badenes

A pesar de que pudiera parecer obvio el hecho de cómo afrontar un badén, lo más lógico y prudente sería reducir la velocidad para pasar con cuidado sobre ellos, pues si los superamos a toda velocidad y sin frenar, nuestros neumáticos pueden dañarse y también nuestro sistema de suspensión o hasta la misma carrocería y caja de cambios si llegáramos a impactar con el suelo por nuestra impaciencia.

 

Es mejor no dejar la mano en la palanca

Podría sonar algo extraño, pero si eres de los que deja la mano en la palanca de cambios, debes tener mucho cuidado. Este gesto tan habitual y sencillo puede causar que se genere una presión en exceso debido a nuestro peso causando algunos desajustes o averiando hasta la pieza completa que no es nada barata.

 

Cuidado con el embrague

Esta es una de las piezas que más se deterioran o se rompen en un vehículo y también existen ciertos hábitos que no son nada buenos para mantenerla en buen estado. Por mencionar algunos, durante un semáforo no poner el coche en punto muerto, entonces la marcha se queda engranada, y el embrague evidentemente pisado. También accionar el pedal con mucho tiempo de antelación en comparación al semáforo. En conclusión, mantener pisado el embrague todo el tiempo mientras el coche se encuentra en marcha lo que causa es que este mismo se rompa antes de tiempo.

 

La reserva sólo en caso de emergencia

En alguna ocasión puede suceder que hayamos olvidado repostar y que entonces estemos circulando en la reserva. Es algo dañino casi en cualquier caso, ya que al circular en la reserva aumentan las probabilidades de que los restos de combustible y las impurezas puedan llegar a nuestro motor. Esto ocasionaría serios problemas en el filtro, la bomba o los inyectores, así que lo mejor siempre es repostar antes de llegar a la reserva.