operación salida de verano
Operación salida de verano 2019
julio 15, 2019
olas de calor
Olas de calor y el cuidado de tu vehículo
julio 30, 2019
Mostrar todo

¿Cómo saber si debo cambiar los amortiguadores?

cambiar los amortiguadores

Si te has preguntado alguna vez cuándo sería el tiempo ideal para cambiar los amortiguadores de tu coche, ¡en nuestro artículo de hoy te lo revelamos!.

Nuestros amortiguadores al igual que muchos otros de los elementos de nuestro coche, tienen una vida útil con un limite de tiempo. Siempre debemos mantener los amortiguadores en revisión cada cierto tiempo para así poder completar el triangulo de seguridad (neumáticos, suspensión y frenos), por lo que no es conveniente dejarlos olvidados.

Así que, aquí en Recambio Verde te diremos el motivo de por qué debes mantenerlos bajo la lupa y de cuándo debes cambiar los amortiguadores de tu coche.

 

Funcionamiento

Para poder asegurar el mayor confort a bordo de nuestro vehículo y un óptimo manejo en la carretera, el muelle de suspensión trabaja en conjunto con el amortiguador. De no ser así, nuestro coche comenzaría a rebotar continuamente, pero lo más seguro es que, por el mínimo de garantías de seguridad existentes de este modo, nos estrellaríamos antes.

Por ello es de suma importancia sustituirlos al haber cubierto estos su misión, ya que como bien sabrás también, es una pieza que trabaja mucho dentro de nuestro coche.

 

¿Cada cuánto deberías cambiar los amortiguadores de tu coche?

No existe un tiempo concreto en el que deberíamos sustituir a nuestros amortiguadores. Lo único que sabemos con certeza es que su máxima eficacia la logra hasta los 30 mil kilómetros. Desde ese instante el desgaste progresivo de la pieza comenzará, claro que, si le damos un trabajo pesado durante su uso y conducción, este será mucho mayor.

En general, se recomienda que se cambien entre los 50.000 y los 10.000 kilómetros dependiendo de cada fabricante, aunque pudiera durar un poquito más si al vehículo no se le ha dado andenazo, si no ha sido demasiado cargado o si no se le hadado una mala vida a la suspensión.

Cuando los amortiguadores comienzan a estar desgastados, la suspensión quedará totalmente a cargo de los muelles, y por eso terminarían dañados y su sustitución acabaría siendo necesaria.

Aun así, lo más idóneo será siempre realizarles una revisión periódica cada 20.000 o 30.000 kilómetros, a pesar de que puedan durarnos después hasta los 150.000 kilómetros, nunca es demasiado revisarlos de vez en cuando.

 

¿Cómo saber que tus amortiguadores se encuentran en mal estado? 

En primer lugar, se debe llevar a cabo una revisión visual. Si el amortiguador tiene fugas en su superficie, entonces necesitarás cambiarlo.

Otra cosa que podemos hacer es empujar nuestro automóvil contra el pavimento o suelo, de preferencia sólo sobre una de las ruedas, y si tu coche recupera su compostura progresivamente, entonces se encuentra bien, pero si rebota entonces deberás cambiarlos.

Si se hunde o se balancea mucho en las curvas y se desvía al momento de frenar bien, también deberás cambiarlos.

Por otro lado, si consume más combustible o los neumáticos comienzan a presentar un desgaste algo irregular o al estar en marcha notamos algo de vibración, es momento de sustituirlos.

 

¿Y si tienes que cambiar los amortiguadores?

Lo más imprescindible al momento de hacerlo, es siempre cambiar la pareja del mismo eje también. Sólo en algunos casos de accidentes, podría sustituirse sólo de un lado, pero lo más recomendable es siempre hacerlo de ambos lados, ya que, como en el caso de los neumáticos, si uno de ellos se encuentra en mejor estado que el otro, comprometerá nuestra seguridad y la de los nuestros al conducir.